Hogar

Y ahora, ¿dónde vamos a dormir?

Cuando decidimos que nos íbamos a ir a vivir juntos, se volvió importante para nosotros ahorrar en gastos, viendo que mi cama es doble, el plan inicial era llevárnosla, nos ahorrábamos ese gasto, seguíamos utilizando mi cama y así podíamos esperar a poder comprar el colchón de los sueños de Andrés. ¿Qué hacemos ahora si mi cama no nos cabe en el cuarto?

Por más extraño que parezca, el marco de mi cama es muy largo y nos ocupa mucho espacio, entonces no nos lo podemos llevar. A raíz de esto empezamos una búsqueda de camas, colchones, bases de cama y demás, pero la verdad nunca pensé que hubieran tantas opciones. Sinceramente el exceso de oferta fue brutal, pero además de esto nos encontramos con líneas enteras de colchones naturales y ecológicos, que claramente eran de mi preferencia.

Pantallazo tomado de la página web de Americana de Colchones

Sigue leyendo “Y ahora, ¿dónde vamos a dormir?”

Anuncios
Hogar

¡Auxilio! Nos mudamos

Como he estado perdida, les debo una explicación. No, no es que me haya aburrido del blog, tampoco es que no quiera escribir más ni mucho menos. La verdad es que Andrés y yo compramos apartamento, y como Andrés se fue de vacaciones por un mes, teníamos hasta el fin de semana pasado para dejar todo casi listo.

La verdad, creo que ha sido todo un aprendizaje. Desde la escogida del apartamento, hasta los cubiertos, especialmente cuando hay dos personas tan diferentes como Andrés y yo. Andrés es una persona con un gusto más clásico, mientras que yo tengo un gusto más amplio, pero tiendo hacia algunas cosas más vanguardistas. Sigue leyendo “¡Auxilio! Nos mudamos”

Moda

Cuero; ¿sintético o animal?

¡Volví! Tenía un poco de bloqueo y además he estado un poco ocupada y corriendo con todo las últimas semanas, pero debo darles las gracias porque aunque no he estado tan pendiente del blog como me gustaría, he visto que varios han pasado por aquí en búsqueda de nuevos posts y hasta Andrés me regañó ya por tenerlos abandonados, aunque no protestó mucho cuando le explique la razón.

Ya empezó nuevamente el diplomado en el que doy clases, por lo que me puse a revisar mis contenidos para verificar que todo estuviera en orden y actualizado con la información más reciente disponible. Esto me llevo a encontrarme con uno de los cuestionamientos que más trabajo me ha costado y me cuesta aún hoy en día.

Una de las clases que doy es sobre fibras textiles, por lo que hablo de todas las fibras animales y vegetales, sin dejar de lado materiales textiles como el cuero. Precisamente, mientras estaba en la universidad, como parte inhumanamente obligatoria de una clase de textiles, me tocó ver un documental de las peleterías en Bogotá, y a partir de ahí tomé la decisión de dejar de comprar cosas hechas en cuero animal, y comprar únicamente cosas hechas en sintético. No fue sino hasta que me encontré con una de las mejores maestras que he tenido a lo largo de mi crecimiento educativo y profesional, que me hizo caer en cuenta que el cuero sintético suele ser un derivado del petróleo, en otras palabras es plástico y como tal no es biodegradable, adicionalmente los procesos por medio de los cuales se hace son supremamente contaminantes también.

¿Entienden ahora mi dilema? Sigue leyendo “Cuero; ¿sintético o animal?”

Mascotas

Martina

Debo confesarles que no sabía sobre que hacer este post, quería alejarme un poco del tema de la moda, pero estaba un poco bloqueada y con falta de tiempo, por lo que realmente no había podido sentarme a pensar en el tema, hasta que soñé con Martina anoche. Sí, soñé que me la había traído a Chile, que dormía conmigo en la cama como todas las noches y me acompañaba a mis reuniones de trabajo, algo que no hace ni siquiera en Bogotá.

img_3553.jpg
Martina el día que la adoptamos

La primera vez que viajé sin ella, la dejé en mi casa con mis papás a los tres meses de adoptarla cuando apenas tenía seis meses, me fui por cinco días que se sintieron como un mes. En mi casa hemos tenido perro desde que tenía unos 11 años, por lo que nunca me imaginé la ansiedad que sentí durante estos 5 días. Con Martina me vi comparando muchas situaciones que les pasaban y les pasan a mis amigas con sus hijos a las que me pasan a mi con ella, esos primeros meses que se pasan en vela, los daños, lo inquietos que son y todas las enseñanzas mías para ella y los aprendizajes que me deja ella a mí. Sigue leyendo “Martina”

Belleza y Cuidado Personal·Comida y Alimentación·Moda

¿Es posible ser un consumidor consciente con un presupuesto limitado?

En los últimos meses, especialmente ahora en Mayo me he visto en modo ahorro, por lo que cosas que antes me habría comprado sin ningún problema, en este momento me ponen a pensar si realmente debo o no comprarlo. Hace varios años no me veía en esta situación, lo que me ha obligado a aprender a hacer muchas cosas de ceros y debo decir que decidí aprovechar el momento, ya que estos cuestionamientos han sido hechos repetidamente a lo largo de esta semana especialmente en Twitter.

Para mi lo esencial es la coherencia, con el estilo de vida propio y los alcances de su bolsillo, de nada sirve tener la intensión de volverse un consumidor consciente si no puede mantenerlo, por esto es esencial buscar alternativas. Adicionalmente, me parece muy importante traducir esta coherencia a las compras relacionadas con todas las industrias, creo que si lo que se busca es generar un cambio de fondo se debe hacer en general, de lo contrario no estamos haciendo nada. Es como sentirse bien por comprar una blusa de algodón orgánico porque la tierra fue tratada mejor para la producción de este algodón, lo que le permitirá ser más fértil, pero comerse 4 pedazos de carne de res en un día, cuando la industria ganadera es la que mayor huella de carbono genera, traducido a vegano sería comerse 3 kilos de soya en un día, pues la agricultura es el mayor causante de deforestación en América Latina. Sigue leyendo “¿Es posible ser un consumidor consciente con un presupuesto limitado?”